La Rinoplastia es una cirugía que corrige, modela y define la forma ideal de la nariz.

La cirugía de nariz no solo tiene propósitos estéticos sino mejorar la función respiratoria en casos de desviaciones del tabique nasal.

La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma, tanto del largo, alto como la anchura y otros detalles estéticos y funcionales de la nariz, sea debido a motivos estéticos como para corregir deformidades o malformaciones que dificultan respirar o el normal funcionamiento del sistema respiratorio durante la vigilia o el sueño al dormir.

Aunque la rinoplastia como cirugía estética es muy conocida porque muchas personas se deciden a hacerla para cambiar la forma estética de la nariz, también es frecuente practicar una rinoplastia correctiva para reconstruir la estructura ósea, cartilaginosa o carnosa de la nariz, tanto en caso de accidentes o para corregir defectos de nacimiento.

Una operación de rinoplastia dura aproximadamente unas 2 horas, aunque en algunos casos con mayor complicación la operación puede durar más tiempo. El post operatorio puede ser llevado a cabo en casa.

Pre operatorio:

Para una operación de cirugía de la nariz los dos tipos de anestesia más usados son:

  1. Anestesia local con sedación endovenosa profunda.
  2. Anestesia general, siendo ésta última la más utilizada.

Una vez realizada la cirugía se colocan unos tapones nasales que se retiran al cabo de unos días y una férula nasal que se quita al cabo de 8 días aproximadamente.

Se requiere de un día de hospitalización posterior a la operación.

Cuidados post operatorios:

  1. En las primeras 24 horas el paciente puede experimentar una leve inflamación de la cara, obstrucción nasal y cefalea.
  2. Se debe mantener una posición semisentada por una semana, incluso para dormir el paciente debe hacerlo en esta posición, con la cara hacia arriba.
  3. Se deben evitar los movimientos bruscos y no realizar actividades que requieran esfuerzo físico.
  4. Se debe evitar por lo tanto practicar deporte hasta pasadas unas 3 semanas.
  5. Los primeros días se debe evitar comer alimentos que requieran masticar mucho o con fuerza.
  6. Evitar fumar durante los primeros meses, ya que hacerlo dificulta el proceso de una debida cicatrización.
  7. No se debe tomar el sol en los primeros meses.