Plasma enriquecido en plaquetas para el rejuvenecimiento facial.

Las plaquetas liberan Factores de Crecimiento que estimulan la regeneración celular, aumentan la formación de nuevos vasos sanguíneos y la producción de nuevos tejidos.

El tratamiento médico es un sencillo procedimiento que consiste en la aplicación de plasma enriquecido, que es una suspensión concentrada de la sangre del propio paciente que ha sido centrifugada mediante proceso controlado para lograr que esta contenga elevadas concentraciones de trombocitos.

Una dieta de plasma enriquecido en factores de crecimiento proporciona unos resultados en calidad y aspecto de la piel, perceptibles en unos cuantos días, notables a mediano plazo, y con un alto rango de permanencia a largo plazo.

El tratamiento de plasma rico en plaquetas se puede aplicar a mujeres de cualquier edad, principalmente en rostro y escote. Las sesiones duran aproximadamente unos 60 minutos. Se aconseja entre entre una y tres sesiones, que se pueden realizar una cada semana, o una cada mes, o también pueden ser tres al año, según sea la gravedad del caso.

A quienes se recomienda:

Este tratamiento es especialmente recomendado para señoras con pieles maduras o para pacientes jóvenes cuya piel tenga marcas de acné. Permite una recuperación muy rápida y duradera de los tejidos que muestran envejecimiento y flacidez restaurando la vitalidad cutánea, aumentando el grosor y recuperando la elasticidad de la piel.

La aplicación de PRP estimula la regeneración de todos los tejidos sobre los que se aplica ya que produce una bioestimulación de la piel acelerando la producción de fibroblastos y colágeno tipo III.

Los efectos del tratamiento de plasma enriquecido aparecen con el paso de los días y aumentan a medida que éstos transcurren. El efecto es máximo a los 20/30 días tras el tratamiento.


Ácido Hialurónico.

Regenerador de colágeno, retenedor de agua y material de relleno.

El ácido hialurónico es una molécula que posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Por eso se emplea para hidratar las fibras que sostienen los tejidos de la piel...

Seguir leyendo...