El lifting braquial consiste en el recogimiento de la piel excedente en algunas zonas de los brazos.

Corrige la flacidez en la piel y la pérdida del tono muscular de los brazos.

El lifting de brazos es un procedimiento quirúrgico que mejora la forma y tersura de los brazos cuando existe una gran flacidez de tejidos de la dermis que producen un aspecto poco estético a nivel de los brazos.

Esta flacidez se produce porque la piel de estas zonas se ha distendido por causas debidas generalmente a fluctuaciones en el peso corporal, como sucede por ejemplo, al pasar de un cuerpo grueso a uno más delgado después de una dieta exitosa.

De manera que cuando se produjo la disminución de peso, la piel ya no tuvo la elasticidad suficiente para adaptarse al volumen más pequeño, de allí que "sobra" piel y "cuelga".

Cirugía

El procedimiento quirúrgico en una operación de lifting de brazos, se realiza mediante anestesia local y sedación. La incisión se hace en la cara interna de cada brazo en la cuál se quitará la grasa y piel sobrante. Las incisiones se hacen de forma que las cicatrices sean lo menos visibles posible.

En el caso de que las cicatrices sean largas y evidentes de lo deseado habrá que valorar en segunda instancia proceder a la mejoría en el contorno corporal de tales cicatrices.

Normalmente después de la cirugía se dejan tubos de drenajes que se retiran a las 24 horas.

Postoperatorio

Después de retirados los drenajes se coloca un prenda compresiva que deberá llevarse durante unas 3 a 4 semanas.

  1. Reposo relativo.
  2. No levantar objetos pesados.
  3. No hacer estiramientos.
  4. No realizar actividades deportivas antes de 4 semanas.

Preguntas Frecuentes:

Sin duda, luego de realizarse este procedimiento los brazos adquieren nuevamente su turgencia juvenil.